La pequeña localidad de Cardeñuela, al igual que Orbaneja, adapta su caserío al paso del Camino de Santiago a través de una larga calle a cuyos lados se sitúan las casas formando una hilera.