Construidas, en gran parte, con piedra caliza en sillares bien labrados, encontramos también buenos ejemplos de casas con entramado de madera y yeso.