En el interior del templo se conserva un espléndido retablo Mayor de estilo romanista, recientemente restaurado, fechado en 1610. Presenta dos cuerpos divididos en 5 partes, cuyo eje central se dedica a la Asunción. Esta obra de 9 metros de alto y 7 de ancho, se atribuye a los artistas Miguel Gutiérrez, Manuel Argüello y Jacinto de Anguiano.