En Villalval también se conserva una antigua fuente realizada en piedra con dos arquillos de medio punto superpuestos. Se la ha conocido siempre como la “fuente romana”.